Santa Fe Nocturna

Piloto - Sesión 04

Final de la aventura!

Finalmente terminamos la primera historia de Dresden Files RPG y quedamos todos muy contentos. Fue una historia sencilla para lo que estoy acostumbrado, pero mi idea era imitar un esquema televisivo, un Monster-of-the-Week que refleje los conflictos humanos de los protagonistas. También quise probar un sistema de “tiempo de escena” para cada capítulo y personaje, que consiste en asignar prioridades a un puñado de hilos argumentales, cada uno liderado por un PJ. El PJ que protagoniza el hilo principal tendrá el mayor tiempo de escena durante ese episodio, mientras que los demás PJs protagonizarán cada uno hilos argumentales secundarios (e incluso terciarios) que acompañen los temas y eventos del argumento principal. El protagonismo episodio a episodio se alterna entre cada PJ.

Una cosa que olvidé mencionar sobre Priscila es que ella convive como estudiante con una amiga y compañera, Alejandra Gonzalez. “Ale” es una joven enfermera que trabaja en el Sanatorio Santa Fe, prefiriendo ahorrar por ahora todo lo que puede y seguir compartiendo techo con Pris, quien es su amiga de muchos años. Alejandra es consciente de los poderes de su amiga y de su misión, y si bien no sabe mucho sobre el mundo sobrenatural, la idea de poder ayudar a su amiga cazadora la llena de entusiasmo y curiosidad. Últimamente, sin embargo, Priscila anda tan sobrecargada de actividades que casi no se ven, y en los pocos momentos en que pueden ponerse al día suele haber roces o discusiones sobre cualquier tontería. Lo cierto es que Priscila no le ha prestado mucha atención a su amiga, y esa noche en particular la escena se repitió cuando Alejandra quiso hacer conversación preguntándole por sus cosas. Algo que Priscila recordaría más adelante…

Desde la última sesión no se dieron novedades, los personajes han llegado a un punto muerto y aprovechan la relativa tregua para ponerse al día con sus vidas mundanas.

Ya bien entrada la tarde, Tony está dando clases en el instituto, Priscila cursando sus materias en la facultad, y ambos se dan cuenta que están siendo vigilados por cuervos… animales no nativos de Santa Fe. Siguiendo una corazonada (un compel a su aspecto “Esperen, tengo un presentimiento”), Priscila llega corriendo al departamente que comparte con su amiga y no la encuentra por ningún lado. Solo descubre una pluma de cuervo en el suelo, y recuerda de pronto una historia que su abuela le contó de niña sobre su tatarabuela cazadora y un misterioso vampiro:


(Ahí damos un giro al ritmo de la narración y les propuse a mis jugadores narrar un flashback o relato del pasado, y les ofrecí FPs a los jugadores para contar juntos la historia de “Doña Elena y el Vampiro”, una típica historia de miedo rural. Establecimos previamente algunos hechos, como que el vampiro en cuestión se llama Dalibor Popescu, que usa cuervos espía y que eventualmente Doña Elena y sus amigos mueren.)

La escena abre con una casona rural en algún lugar del Gran Chaco, donde Doña Elena recibe a un huésped inesperado durante una noche tormentosa. Un inmigrante rumano, que dice estar perdido y hambriento, de porte noble pero apariencia ruinosa. Doña Elena es una slayer, una cazadora de lo sobrenatural, y vive allí con su marido mortal y algunos amigos que forman parte de su equipo de cazadores. Es el esposo de doña Elena quien se encarga de asistir al misterioso Sr. Popescu, dado que los demás deben viajar hasta una localidad cercana. Le da comida y techo en una cabaña junto a la casa principal, pero durante la noche y aprovechando la ausencia del resto de sus habitantes, el vampiro ataca y exsanguina al dueño del lugar.

Al regresar doña Elena con sus compañeros a la hacienda descubre con horror el triste destino de su marido, y jura sobre su tumba acabar con el monstruo. El grupo de cazadores rastrea al vampiro hasta una tapera abandonada en medio del monte, y asaltan el lugar decididos a sorprender al monstruo y matarlo allí mismo. Pero el vampiro, recién alimentado, resulta ser mucho más poderoso de lo que nadie había visto hasta el momento, y empieza a masacrar a los miembros del grupo. Al final solo queda doña Elena, quien esgrime un sable antiguo con un poderoso encantamiento en su interior. A pesar de herir en varias oportunidades al vampiro, el final resulta inevitable, y Dalibor Popescu reclama su triunfo sobre el cuerpo exánime de Doña Elena… Solo un cazador, tullido y atormentado, sobrevive para contar la historia. Desde entonces, la historia del conde vampiro ha sido una sombra ominosa sobre las mentes de todas las jóvenes Slayers que han formado parte del linaje de Doña Elena, hasta el presente y hasta la propia Priscila.


Volvemos al presente, con una alarmada Priscila que sale en busca de la única persona capaz de encontrar a su amiga… Antonio Manzo. Tony realiza un ritual de adivinación para localizar a los cuervos usando la pluma que Priscila trajo consigo, y juntos rastrean a los animales hasta un depósito de contenedores cerca de los diques en el viejo puerto. Escurriéndose hasta el depósito, ambos son testigos de un ritual transformativo siendo ejecutado por un hechicero (aparentemente esclavizado psíquicamente) y dos Renfields. La víctima, para consternación de ambos, ¡es Alejandra!

Pero antes de poder hacer algo más, los cuervos alertan a los villanos sobre los intrusos y se inicia otro combate. La cazadora salta hacia bahía de descarga e interrumpe el ritual rescatando a su amiga que estaba a punto de ser sacrificada y convertida en… “algo”. Con su bo y su destreza mantiene a raya a los Renfields y hiere seriamente al hechicero, mientras Tony actúa de apoyo y artillería, asediando al brujo y distrayendo a los Renfields con evocaciones elementales.

La cosa se ponía seria cuando se manifiesta un sabueso infernal, un espíritu salvaje que intenta atacar a Tony. Pero este último lo retiene en su lugar con una Evocación de Tierra. Finalmente, y pesar de la protección de los Renfields que bloquean los intentos de Priscila por llegar al hechicero, este termina por fallar su tirada para controlar las energías mágicas del ritual y provoca una catastrófica devastación (fallout), mutándolo en una masa informe y gimiente, y destruyéndolo totalmente. Con el hechicero muerto, el sabueso infernal ya no puede mantener su forma y se disipa entre hediondos vapores ectoplásmicos.

Un Renfield, sin embargo, queda vivo y se larga a la huida, pero Priscila invoca su aspecto de “Emociones explosivas” para alcanzarlo y darle una terrible golpiza, cobrándose venganza. Pero mientras todo eso sucede, Alejandra empieza a convulsionar. Tony rápidamente sale en busca de auxilio, pero pierde preciosos minutos hasta que localiza a Priscila y la llevan juntos al hospital.

En la guardia de Emergencias se enteran por los médicos que Alejandra había sido drogada, y que la sobredosis la llevó al borde de la muerte. La culpa carcome a Priscila, quien promete encontrar al responsable de todos los secuestros y sacrificios rituales y hacer justicia.

A última hora el Guardián (Warden) aparece en el hospital para notificarse sobre los hechos y hacerle saber a Tony que lo sigue muy de cerca…

FIN de la aventura!

Comments

Zooroos

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.